Bodas Reales | Diario de Carlota

Diario de una Novia Urbana: Miércoles, te echaba de menos

4 abril, 2018
Diario de una novia urbana

Queridísimos lectores, nada me alegra más que después de tres miércoles ausente volver a repetir… Bienvenidos un miércoles más a este diario.

Damos comienzo a un nuevo mes, atrás ha quedado marzo, nuestro MARZO.

Y qué os voy a decir yo… ha sido el mejor mes de la historia. Ha sido un mes intenso, tanto antes como después de ese día 10.

Ese día 10… jo lo pienso y parece que ya ha pasado una vida. Pero hoy no os quiero hablar del día de la boda. Os prometo que pronto os lo contaré todo, pero quiero hacerlo bien.

Hace unos meses subí la crónica que Elena nos envió de su preciosa boda con Elio entre viñedos canarios. Pues bien, llegado el momento, es así como os lo quiero contar. Estoy deseando ver, y que veáis el trabajo tan maravilloso que han hecho Carol, Ainhoa y Esther. Quiero transmitiros todo el sentimiento que hubo ese día y quiero hacerlo lo mejor posible, así que solo os pido un poco de paciencia, el resultado merecerá la pena.

¿Queréis un adelanto? No puedo resistirme…

Pero al igual que ahora no os puedo contar aún como transcurrió el día de nuestra boda, hace unas páginas no podía desvelaros otras cosas que hoy ya puedo.

Sabéis que mi vestido era de Rosa Clará. Pero no fue el primer vestido que me probé. Fui a varias tiendas antes de acudir a la cita de avance de temporada donde me enamoré del que ha sido mi vestido.

Como puede que sepáis no siempre dejan hacer fotos con los vestidos, yo tuve la suerte de elegir la tienda de Ada Novias para mi primera toma de contacto y sí que me dejaron hacer fotos, quiero compartirlas con vosotros.

La idea que llevaba era totalmente distinta a mi vestido, y en su día me enamoré de un vestido llamado Clavel de la colección de Cabotine.

El mismo día que elegí mi vestido un pequeño cúmulo de contratiempos hicieron que no llegase a tiempo a la cita anterior en la que debía de probármelo… ¿Sería el destino?

Finalmente, el vestido con el que fui al altar fue este, el modelo Almansa de la colección 2018 de Rosa Clará.

Lo que sentí al verme ese día fue raro de describir, me emocioné… yo soy mucho de emocionarme. No me vi disfrazada, me vi reflejada en cada capa de tul, en ese escote y esas mangas.

 

Uno de mis miedos era no poder moverme cómodamente con el vestido, sobre todo por el tipo de manga. Os tengo que decir que una cosa es como lo veas en el probador, en el cual por lo general te acabas sintiendo más cohibida y otra como te ves el día de la boda.

Me sentí muy cómoda, increíblemente cómoda aunque parezca mentira.

Baile, salte, pude coger en brazos a mis preciosos sobrinos, que ese día brillaban con luz propia, di unos mil millones de abrazos aproximadamente, y no necesité ni que Marta N. me recogiera la cola.

Al final te sueltas, y solo piensas en disfrutar. Y te olvidas de “protocolos”, de los tacones e incluso de las dimensiones del vestido de novia algo que puede traer problemas de espacio y pisotones pero no pasa nada.

En la primera página de este diario os conté que lo más importante para mí ese día era ser yo, no perderme en el camino de preparar una boda, no desaparecer al ponerme un vestido de novia, no maquillar las “intensas” emociones que caracterizan mi forma de ser…

Llevé hasta el último día eso de dormir poco y soñar mucho. Dormí solo tres horas la noche anterior, no por nervios si no porque quería ultimar un detalle para mis chicas y como ellas bien saben a mí me gusta hacer las cosas al límite.

Me reí y llore desde primera hora de la mañana (Esther siento lo difícil que te lo puse, solo una profesional como tú habría conseguido un resultado tan increíble). Hice el tonto, perdí el tiempo y me distraje con los mensajes más bonitos del mundo.

Y a la pregunta de si fui yo ese día, me contestó mi preciosa Carol unas horas después con una imagen que hablaba por si sola.

Fui tan yo como siempre.

Carlota


Fotografía Cabecera y día de la Boda: Lady Black Photography

Fotografías: Carlota Turón

Vestidos: Ada Novias, Cabotine y Rosa Clará

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: