Inspiración | Novias

Inspiración y magia en un bosque asturiano, “Oneta’s Love Spirit”

23 enero, 2018

En Confeti de boda teníamos claro cuál era nuestra idea, necesitábamos hacer Oneta’s Love Spirit para reencontrarnos con aquel lugar que había sido tan mágico para nosotras aquel año 2010.

En un marco natural tan bonito, un sitio con encanto, poseedor de una cascada interminable, decidimos plasmar nuestra metáfora de una novia mitológica.

Amanece. El bosque asturiano se despeja. Una bruma fluida rompe el encantamiento y la Xana se desliza fuera de su cueva. Con hermosa armonía peina su larga cabellera y comienza a tejer un hijo dorado que va diluyendo arroyos y manantiales.

Pablo Miyar.

SÍ, una “xana”, una novia que habita en cascadas y ríos, de largos cabellos dorados y una clara tendencia a la soledad. Esa es nuestra novia de Oneta, una novia independiente, con un amor incondicional por la naturaleza, alguien a quien se le eriza la piel al escuchar el susurro del agua, una mujer de una extremada belleza natural que posee el corazón de quien la descubre.

Cómo se puede observar, existe una amplia variedad de tonos verdes y colores tierra en el paisaje, justo por eso, decidimos componer una paleta de colores totalmente opuesta para que ambos elementos pudieran ser destacables.

La gama cromática elegida sería el dorado, azul y beige. Este último, es un color neutro que sirve para asentar la base y dar armonía entre los dos colores vivos. El dorado se asemeja a los cabellos rubios de la xana y el azul simboliza el agua (ambos puntos característicos e importantes del alma de la sesión).

Nuestra novia luce un traje de dos piezas, falda y top de encaje. Un vestido especial, como nuestra novia. Las tiaras en el pelo, remarcan la tendencia mitológica de la misma, su maquillaje suave acentúan su belleza dulce y los dos peinados elegidos son claves para la personalidad de nuestra xana nupcial. Todos y cada uno de ellos, son parte imprescindible de este gran trabajo.

En cuanto a la ornamentación floral, el trabajo ha sido espectacular. Se ha creado una decoración que forma parte de ese bosque, esa cascada. En él, hemos puesto un toque de color, una respuesta de la naturaleza al amor procesado por nuestra xana. Queremos destacar, dos sitios especiales: el columpio y la boa de flores en el árbol. En el columpio, nuestra xana-novia, pasa horas balanceándose contemplando y pensando quién será quién le quiera y acepte tal y como es. En el árbol, sin embargo, es donde peina sus largos cabellos ondulados creando un toque de perfecta imperfección.

La sesión se enmarca en varios escenarios fotográficos que van contando visualmente su historia, su día a día. En ellos, uno va enamorándose poco a poco de esta figura femenina. Una mujer que con una mirada puede llegar a hechizarnos el corazón para siempre.

Cuando Silvia Gil se puso en contacto con nosotras  su trabajo no me pudo parecer más incrible.
Un reportaje en un entorno paradisiaco, un bosque con su “xana”. Una gama cromática que a mi no me puede parecer más perfecta.
El trabajo de Confeti de Boda y las imágenes de Silvia Gil hablan por si solas.
Y es que, ¿a quién no le gustaría una sesión de fotos en un entorno así?

Carlota


Organización y coordinación: Confeti de Boda.

Fotografía: Silvia Gil Fotografía.

Vestuario: Marta del Pozo.

Modelo: Ana Ugidos.

Decoración Floral: Floral Gala.

Maquillaje: Andrea Guerra Make up.

Peluquería: Premium.

Tiaras: Hannami.

Tarta: Galmea

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: