Bodas | Bodas Reales

La boda en los Claustros de Ayllon de Vir y Curro

19 enero, 2018

Hoy os traigo una preciosa boda en los Claustros de Ayllón. Virginia y Curro decidieron darse el sí quiero en este precioso enclave y además Virginia llevó un precioso vestido de novia de Lucia de Miguel lleno de detalles.

Espero que os guste esta boda tanto como a mi.

Virginia nos cuenta:  “Solo vimos ese sitio y fue poner un pie y decidir que sería allí. El sitio es espectacular pero no tanto como las maravillosas personas que trabajan allí. No tengo palabras suficientes para agradecer a Juan de Vatelia todo lo que hizo por nosotros. Se implican igual en una boda pequeña como la nuestra que en una gran boda.

Mi vestido de novia me lo hizo Lucía de Miguel. Un día en Instagram, vi una foto de un vestido diseñado por ella y me acerqué a una feria para ver la calidad de sus vestidos in situ. Me encantó su frescura y sus ganas. Siempre he sido muy de dar oportunidades a gente joven, sobre todo mujeres, y concerté una cita en su atelier. Solo había ido a un sitio antes que también me había gustado mucho y la verdad que fui porque ya tenía la cita concertada pero Lucía desde el primer momento me encantó por su trato personal y por una capacidad que tiene de mejorar tu idea. Me hizo un boceto en función de lo que le había dicho en la entrevista y ese mismo día la dije que sí. Ese día fue un día muy bonito. En todas las pruebas tiene una paciencia infinita y la modista María es una crack. En cuanto alos zapatos, fui a José Illana y la verdad que super bien de precio, cómodos y preciosos. También tenía las ideas bastante claras y fui un día después del trabajo y en media hora los tenía. Con el tocado, después de haber hecho bastante búsqueda en internet y teniendo claro que quería llevar coleta, fui a Puntulina y también me encantó. Silvia es otra mujer joven y valiente. Me diseñó un tocado muy bonito en tonos azules como los zapatos. La conocí y sin ver más sitios, también lo contraté en el momento. Como el tocado era muy potente y yo nunca llevo pendientes, decidí no llevar ninguna joya porque quería ir muy natural.

Con el ramo también lo tenía súper claro y fui a tiro hecho a Flores en el Columpio. Me súper-encanta todo. María, de nuevo, otra mujer emprendedora y valiente. Le pusimos hortensias preservadas azules como el tocado e ideó un ramo “asilvestrado” como yo le pedí. A mi hermana le regalé uno de sus famosos columpios con flores réplica del ramo. Para el maquillaje y peinado, algo muy delicado, quería estar con mis personas de confianza de siempre y, en este caso, eran por un lado Noelia Núñez mi prima y una de mis mejores amigas, que es estilista de LLongueras y con una experiencia de más de 20 años en su peluquería de Majadahonda que me hizo una coleta preciosa y en cuanto al maquillaje, mi esteticién Toñi Osorio que metrata la piel desde los 14 años. Enormemente agradecida a ellas, por su profesionalidad, por desplazarse hasta Ayllón…

A Curro le hizo el traje a medida un sastre con una larga experiencia en Madrid. Se llama Tomás Morales y es un profesional gigante. También se lo hizo a mi padre.

No contratamos wedding planner, todo lo hicimos nosotros pero con la impagable ayuda de mi hermana del blog @catapunchimpero. Me restauró muebles, me ayudó con toma de decisiones, montó la ceremonia, diseñó las invitaciones, los meseros y el sello, aguantó mis nervios y mis dudas… Sin ella, la boda no hubiese sido igual y mi vida sería menos bonita. Durante un año entero le mandaba mis ideas “locas” para la decoración y aguantó el tipo durante la boda.

En la ceremonia y coctel tuvimos música en directo gracias al Conjunto Atempo. Fueron maravillosos. Elegimos un mix de bandas sonoras y pop y fue increíble. En la discoteca tuvimos a Juanma de Eventos TresCuarenta, un encanto de persona que hizo bailar a todo el mundo y que es un profesional enorme.

Las fotos y el vídeo nos las hizo Marina Palacios. De nuevo una chica joven y con mucho talento. Vi una foto suya y descubrí su web. El estilo me encantó y también lo organizada que era y la fuerza que tiene y que da la juventud. Es una persona maravillosa.

En general lo que quiero transmitir es que me siento muy agradecida a la vida por darme personas maravillosas que me ayudaron durante todo el año de preparación de la boda, como Marga que vino a mi casa a rellenar cucuruchos con las flores secas del jardín en lugar de arroz, Loida desde Galicia que nos proporcionó las hortensias preservadas y su equilibrio que tanta falta hace, a las ya citadas Toñi y Noelia, a todos los proveedores que lo hicieron posible (mi instinto me llevó hasta ellos), a nuestros padres, a mis compañeros que tanto se implicaron y en especial a mi hermana que asumió la mayor parte del trabajo. Fue una boda handmade en toda regla. Me quise rodear ese día solo de gente que me sumaba y me aportaba cosas buenas y saber que con su buena energía solo nos deseaban lo mejor. Ser valiente en esto me reputó un día increíble porque al mirar hacia delante y verles a todos felices y encantados de estar en Ayllón, a dos horas de casa, era lo único a lo que aspiraba y ese es el mejor recuerdo.

¡Millones de gracias!

Gracias a vosotros chicos y felicidades por una boda tan bonita.

Si tu también quieres los mejores proveedores para tu boda, descárgate gratis aquí la guía de la novia.

Laura


Lugar de celebración: Los Claustros de Ayllón

Vestido de novia: Lucia de Miguel

Fotografía: Marina Palacios

Traje de novio: Tomás Morales

Ramo: Flores en el columpio

Tocado: Puntulina

Musica directo: Conjunto Atempo

Dj: Eventos TresCuarenta 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: