Very Laura

3 cosas que debes hacer tras una ruptura

27 octubre, 2017

“Nobody said it was easy” reza una de mis canciones favoritas de Coldplay. Y uno de los momentos mas complicados de la vida a nivel personal es una ruptura. Por eso, y porque mi blog pretende inspirarte a ti o a esa amiga que lo está pasando mal te cuento hoy

3 cosas que debes hacer tras una ruptura

1. Perdonar y saber pasar página.

Perdonarte a ti, perdonarle a él. Para estar en paz contigo misma y no pensar constantemente en qué falló o quién tuvo la culpa, necesitas perdonar lo que haga falta. El resentimiento hacia ti misma o hacia tu ex compañero sentimental no te va a ayudar a pasar página. Un amigo mío siempre me decía que no importaba cuántos libros yo leyera, lo importante era saber pasar página. En aquel entonces yo no sentía que esa frase era para mí, pero con el tiempo me di cuenta que en la vida, es igual de necesario leer bien los capítulos de tu vida como saber pasar página y no quedarte estancada en ninguno en particular. Lee y aprende todo lo que la vida te va poniendo delante y pasa página cuando sea el momento.

Pasar página quizá te de esa sensación de terror, de vértigo. Si te produce esta sensación, estás en buen camino.

2. Haz de tu habitación un lugar feliz para ti.

Si hay algún lugar en el que te tienes que sentir protegida y feliz, ese es tu casa y en especial tu habitación. Elimina cualquier rastro que pueda provocarte sentimientos negativos, date un capricho, vete a Ikea y cómprate por 30euros unas nuevas sábanas, un cuadro, una lámpara, unas cortinas de terciopelo. Cualquier cosa que te haga sentir que tu habitación no es la que era la semana pasada y que puedes empezar de cero. Las mujeres somos muy sentimentales, pero deshacerse de cosas nos hace sentir bien. Tíralo. Tíralo todo. Start fresh.

3. Redescubre tus pasiones y cambia tu rutina.

Si con él desayunabas en aquel bar los domingos o veías esa serie los martes por la tarde… Busca un nuevo restaurante, pasea hacia el otro lado de la calle, cambia de serie o invita a tus amigas a verla contigo. Seguramente te des cuenta de todas las cosas que no podías hacer por compartir tu tiempo y energías con alguien, así que aprovecha ahora para buscar nuevos hobbies. Apúntate a clases de cocina, estudia un máster o curso, colabora con una ONG, empieza el gimnasio… Ahora tienes tiempo de volver a encontrarte con tu “yo de antes” y ver cómo esa mujer ha seguido evolucionando todo este tiempo para decidir tú solita en qué dirección quieres ir a partir de ahora.

 

Tú eres la dueña de tu vida y puedes cambiar situaciones a tu favor. Estas tres cosas me parecen básicas a nivel personal. Por supuesto que hay muchas otras cosas que hacer en las que familiares y amigos están involucrados, pero estas tres cosas solo las puedes hacer tú.

¿Te ha gustado? ¡Comparte! Quizá a alguien le venga bien leer esto hoy.

Laura

Foto: Juno Producciones

  1. Te sigo desde hace tiempo… nos conocimos casualmente hace mil millones de años…. en una fiesta en verano que dabas en tu casa, y a la que yo fui de acompañante de unos amigos.
    Sorpresas de la vida y de este mundo instagramero, que di por casualidad con tu perfil y qué sorpresa cuando me di cuenta de quién eras.
    Me ha gustado mucho este post… sobre todo porque me ha parecido que, dentro de lo idílico, bucólico y perfecto que puede parecer el mundo de las bodas, has tocado un realidad; y lo has hecho de una forma dulce, práctica y positiva.
    Personalmente me aplica más de lo que me gustaría, y comparto todos los consejos que has dado. Muy acertados y efectivos.
    Felicidades por tu trabajo Laura!

    Lorena C.

    1. Oh! Que ilusión que me hayas escrito Lorena! Siento que te aplique, porque no es plato de buen gusto para nadie, pero siempre se puede sacar algo positivo de una situación complicada y seguro que tú lo haces de una forma muy elegante. La vida está llena de oportunidades mientras esto dure. Me alegro que sigas el blog y ojalá nos veamos por Madrid, que aunque hayan pasado mil millones de años, tanto no habremos cambiado, ¿no?
      Un besazo y mil gracias por escribir, me ha hecho muchísima ilusión.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: