Bodas | Bodas Reales

Veronica y Sergio, cuando la vida parece separarte

24 Marzo, 2017

La boda que os traigo hoy al blog es una boda en Murcia que está llena de detalles. La vida parecía querer separar a Verónica y Sergio, pero ellos se enfrentaron a ella con arrojo y con entrega.

Se ve que se son unos apasionados de la vida, porque solo leyendo el relato de Verónica y cómo habla de los proveedores de su boda, ya te haces una idea de lo mucho que esta mujer disfruta de la vida y de su relación con Sergio. Hoy, esta pareja, está disfrutando unas preciosas vacaciones en la Patagonia, pero me alegra profundamente que puedas verles y “sentirles” aquí, ¡en mi blog! ¡Espero que os encante esta boda tanto como a mi!


Verónica nos cuenta – no te pierdas su relato si quieres saber un poco mas de proveedores como Tocados Le Touquet, Cayetana Ferrer, Gourmet Valencia, entre otros:
“Sergio y yo nos conocimos una noche de fiesta en un pueblo de al lado del mío, a donde fuimos ambos con nuestros amigos/as para pasar la noche de las migas. Esa noche dos desconocidos coincidieron en un local y comenzaron a hablar. Todo lo que pasó después, fue consecuencia de una apuesta. Él de Ricote, yo de Cehegín. La conversación giró entorno a que yo no sabía dónde estaba su pueblo y él apostó a que a la mañana siguiente yo no recordaría ni su nombre ni el pueblo del cual era. Lo que yo no sabía en ese momento es que esa apuesta sería de las mejores cosas que me han sucedido en mi vida. Yo gané la apuesta, él ganó estar cerca de mi.
 
Un año y medio después de ese día, una llamada lo cambió todo para siempre. Sergio es ingeniero industrial eléctrico y yo maestra de primaria y psicopedagoga. Ese día me dijo: Vero, tengo algo muy importante que decirte, no sé cómo decírtelo y, me dijo que su empresa tenía un proyecto muy importante en Australia, y que querían que él fuera a hacerlo. Mis ojos se llenaron de lágrimas, mi corazón se contrajo y sentí que se me partía el alma y que todo se acababa. Ya no podríamos estar más juntos. La vida parecía querer separarnos. Él tenía claro que quería tenerme a su lado en esa aventura y yo sentía que si no lo intentaba, si no probaba, siempre me quedaría con él: y si… Y sí, volé al otro lado del mundo con él, porque meses antes yo le dije: yo por ti me iría al fin del mundo. No sé si fue una sonrisa del destino o fruto del azar.
 
En unas vacaciones en un crucero por las islas francesas de Nueva Caledonia, Sergio me llevó a la parte de arriba del barco para ver conmigo las estrellas y la luna. Estábamos solos, abrazados, mirando el océano infinito y la luz de las estrellas y la luna. Entonces se puso de rodillas y sacó una cajita con un anillo precioso con un diamante. Fue mágico.
 
Sergio y yo teníamos muy claro que nos casaríamos en mi iglesia de Santa María Magdalena, en pleno casco antiguo, con unas vistas únicas. Y para la celebración, un lugar diferente, salvaje, al aire libre, que pudiera transmitir todo aquello que habíamos vivido en Australia. Así que elegimos finca Parque de la Marquesa, preciosa, en pleno Valle de Ricote donde se encuentra el pueblo de Sergio, en la localidad de Ulea, Murcia. Pensábamos en nuestra familia y amigos, amantes de la naturaleza, de las cosas bonitas y el aire puro. Además, un buen lugar donde comer una buena comida y buenos vinos.
 
Algo que tenía también muy claro desde que me pidió matrimonio, fue el vestido de novia. Tenía una imágen en mi mente de cómo quería ir ese día y cómo me sentiría. Visité los principales centros de novias y atelieres de Murcia y tras conocer el de Cayetana Ferrer, lo elegí sin dudarlo, ya que sus diseños me transmitían justo lo que yo llevaba en mi cabeza aunque al ser un vestido diseñado a tu gusto, me costó de primeras un poco situarme. Cayetana realizó unos bocetos y supo interpretar perfectamente lo que yo buscaba. Su estilo, su forma de trabajar, sus tejidos y su delicadeza, era lo que me atraía y buscaba para mi vestido.
 
En cuanto a las joyas y el tocado, no tuve ni una duda. Desde el comienzo tuve claro que mi estilo seguiría en la linea del look total, incluyendo flores de porcelana pero más silvestres a lo que acostumbraba a ver. Por lo que, desde que meses atrás a través de instagram descubrí a la que es mi diseñadora de tocados favorita, Paula de Tocados Le Touquet, supe que sería la diseñadora del mío. Paula es del norte y sólo conocía sus trabajos a través de internet, lo cual, me hacía dudar un poco ya que cuando no ves una cosa personalmente no sabes cómo puede quedar. Pero su estilo, su elegancia, su arte, su obra en general me tenían prendada y tuve una confianza ciega en ella desde que la contacté. En nuestras conversaciones, supo captar a la perfeccción mi estilo, silvestre, muy colorido, cargado de expresión y sorprendente. Yo simplemente le di mis medidas y ella me lanzó sus bocetos que he de decir son alucinantes. Una semi-corona de flores y hojas de porcelana. La mezcla de colores: marrón, verde, dorado, malva, rosa, azulado, hizo que fuera una obra de arte. Realizada flor a flor a mano, con tanta delicadeza y esmero. Y yo lo guardo como un tesoro en su cajita que con tanto cariño me mandó y el cual siempre conservaré. El tocado iba sobre mi pelo recogido en un estilo vintage con varias trenzas en un lateral y en la parte de atrás, mezclando los mechones de pelo formando una simetría perfecta, quedaba en una armonía y belleza perfectas. Mi peluquera de confianza Isabel Hernández Peluqueros de la peluquería Isabel Hernández, experta en técnica, creó una armonía perfecta. En cuanto a los pendientes, sabía que tenía que dar un toque elegante y colorido, dentro del estilo. Elegí una joyería en plena plaza de las flores de Murcia, expertos joyeros y en estilo que buscaba. En Mis Pequeños Joyeros, encontré unos pendientes en cuarzo rosa, con forma de lágrima, los cuales me enamoraron.
 
En cuanto al calzado, supe que tenía que lucir unas sandalias en color malva, mi color favorito para la ceremonia y para la fiesta, unas cuñas de estilo ibicenco más informales y cómodas. Así que, como era un color díficil de encontrar, elegí un modelo de sandalia de Pitillos y le dimos el color malva, quedaron preciosas. Para la fiesta, el modelo elegido fue una cuña con tejido en puntilla y bordado en blanco roto de la diseñadora Carmenchu.
 
El novio llevaba un traje moderno, en tono azulado con varios detalles. Todo de la tienda Protocolo de Murcia. El toque especial lo llevaba en los gemelos, un diseño personalizado de un amigo artesano Quesada Jewellery, que realizó un tambor en plata, instrumento que Sergio toca en la banda de cornetas y tambores de su pueblo. Fue un detalle realmente especial para él.
 
El ramo de novia y resto de flores del banquete, fueron realizadas por la floristeria Santa Cruz de Caravaca y Alipaflor floristas de Ceuti. Alipaflor se encargó de todos los centros de flores silvestres de las mesas del banquete. Teníamos claro el tipo de flores: silvestres entre ellas, lavanda, paniculata, liciamthum, astilbe, siempreviva, eucalipto,… todas ellas pensadas y buscadas concienzudamente para que el resultado de color fuera salvaje. El ramo tuve claro que tenía que tener peonía en tono rosa ya que es una flor de la que estoy enamorada desde hace años por su significado y forma. Así que las flores elegidas fueron peonía blanca y rosa, astilbe, eucalipto, lavanda, y varias flores silvestres aportando más colorido y forma.
 
Llegó el día B. Me levanté tranquila, ilusionada, feliz y desayuné con mi familia. Me peiné en la peluquería para tranquilizar un poco los nervios. A la vuelta a casa, me esperaba mi maquilladora profesional y amiga Deltoromakeup, con sus preciosas pinturas y pinceles lista para dejarme bonita. Tenía claro que mi maquillaje de novia sería diferente, jugoso, luminoso y colorido en la línea de mi estilo. Llevaba las uñas pintadas en color rosa a juego de los labios un poco más subidos y jugosos. Los ojos un ahumado en tono dorado rosado intenso para marcar la cuenca y agrandar la mirada, con eyeliner en negro para intensificarla y dejar unos ojos de infarto. El resultado fue espectacular.
 
El coche que me recogió fue un Bentley antiguo, en color gris. La ceremonia tuvo lugar en mi iglesia de toda la vida, la iglesia de Santa María Magdalena en pleno casco antiguo y la más bonita de Cehegín. Comenzó a las 17:30 ya que teníamos previsto disfrutar un poco más del atardecer con nuestros invitados. Fue muy emotiva, me emocioné desde el principio cuando vi a Sergio a la llegada del altar, eran emociones puras desbordadas. La ceremonia estuvo llena de momentos cómplices entre nosotros, donde nos cogiamos de la mano, nos acariciabamos y sonreiamos de felicidad. Mi hermano leyó un texto muy emotivo y nuestros familiares y amigos leyeron varias frases para nosotros muy bonitas.
 
De la decoración y organización de la ceremonia y banquete se encargó María y sus compañeros de la empresa Santa Cruz, todo a base de maderas antiguas, detalles vintage, flores silvestres… Utilizando musgo incluso para dar un toque diferente.
Como no queríamos dejar toda la organización y diseño para otros, Sergio, yo y nuestras familias nos implicamos desde el principio en elaborar muchas cosas a nuestro gusto. Realizamos la señalización en madera, las pizarras de madera para escribir mensajes graciosos en el photocall, las iniciales S&V decoradas para ponerlas en el rincón de los sombreros y alpargatas, los conos que contenían mariposas de arroz de color blanco y lavanda de Miss Saturday Murcia con arroz, mariposas de colores y papeles de colores, las lágrimas de la felicidad y los pai pais con un diseño floral muy silvestre y nuestras iniciales, pensados para que la gente pudiera refrescarse durante la ceremonia. El photocall con tela, listones de madera y tul de colores, quedó como una cortina muy boho de colores y alegre. Pusimos unos pompones de tela y unos banderines elaborados por mi cuñada donde ponía: Sergio & Veronica. Quedó realmente original.
 
Para la cena confiamos en el catering valenciano Gourmet catering and espacios valencia, una empresa que lleva muchos años haciendo caterings y son realmente unos profesionales. El propio catering es el que gestiona toda la finca donde realizamos la boda en Parque de la Marquesa y prepararon todo, cocktail y cena. Además de las 13 tapas, nos puso barra libre de quesos del mundo, otro rincón con cubos de zinc con cervezas, otro con corte de jamón serrano, una barra con cajas de madera muy chic para cócteles y un carrito decorado en tonos amarillos para limonada de limón. La comida era riquísima, de muy buena calidad, abundante y cada uno de los detalles muy cuidados.
 
Después de la ceremonia religiosa, tuvimos claro que queríamos escaparnos Sergio y yo solos con los fotógrafos a una ermita que está en ruinas en mi pueblo, la cual tiene mucho significado para nosotros y con unas vistas espectaculares del pueblo y de los campos verdes. Allí hicimos fotos respirando aire puro, donde pudimos cerrar los ojos y sentirnos él y yo en esencia. De ahí continuamos en el Valle de Ricote para contemplar sus palmeras, sus majestuosas montañas, un lugar donde perderse y pasear durante el atardecer. Nos sentimos tan bien que sólo estábamos él y yo y no existía nada más. Fueron instantes mágicos que supieron captar a la perfección Olga y Rafa de Imágenes de mi Boda.
 
Teníamos muy claro el repertorio musical de cada momento importante del día. Una canción que formaba parte de nuestra relación y la cual significaba mucho para nosotros era Sugar de Maroon 5. Alegre, divertida, dulce, y con una letra que explicaba perfectamente la felicidad de un día así. Fue la canción de entrada al cocktail y fue todo un acierto con nuestra gente bailando con nosotros y disfrutando. Manu al saxofón y Aida a la flauta dulce – de El cajón de la Música- fueron los intérpretes de la música en directo. Teníamos claro que queríamos música instrumental ya que tanto Sergio como yo tocamos instrumentos. Durante el cocktail interpretaron un repertorio variado con canciones significativas para nosotros como: midnight city de m83 la cual no podía faltar ya que recordaba a una noche en la que Sergio estaba fuera, adventure of a lifetime de coldplay, etc. La banda sonora de Braveheart y Enya no podían faltar. Amantes de las bandas sonoras. Dejó a nuestra gente enamorada.
Los regalos para los invitados tenían mucho simbolismo para nosotros. Para las mujeres unas macetas biodegradables con semillas de lavanda dentro de arcilla. Las cuales nos recordaban los extensos campos de flores australianos. Una forma de concienciar a la gente para que cuide el medio ambiente y para los hombres mermelada de limón como un guiño a la huerta de Ricote. Tuvimos más detalles con nuestros invitados como gorros, alpargatas para el baile,… y disfrutaron muchísimo con todo.
 
La familia y amigos nos regalaron unos vídeos muy emotivos con fotos de nosotros desde pequeños donde contaban cosas de nuestra vida y ya de nosotros como pareja. Fue realmente especial y bonito. Estabamos todos con lágrimas en los ojos y emocionados. Pero lo que nos dejó sin palabras fue el vídeo que preparó mi hermano con fotos nuestras desde pequeños, donde hablaba y decía cosas que nunca olvidaré. Inolvidable y un recuerdo que conservaré siempre. También nos regalaron la noche de hotel con un circuito spa, que no esperabamos y nos hizo muchisima ilusión. El momento de partir la tarta fue muy especial y divertido. Ya que no era la típica tarta sino una de fondant y costaba un poquito más partirla. Hubieron muchas risas.
 
En el momento de traer el postre, comenzó a sonar la música favorita de mi ya marido con la canción It must to be love de Roxette, grupo que adora desde pequeño y yo la elegí para decirle lo mucho que significa para mi con la lectura de un pergamino y el regalo de un libro que marcó mi infancia: El Principito. Todos nos contemplaban con una inmensa emoción y nos decían miles de piropos. Nos dimos un abrazo de los que quitan el sentido. Le hizo una ilusión inmensa.
 
Después de todo ésto, fuimos a otra parte de la finca donde se celebra la fiesta, las caballerizas. Ahí comenzó a sonar la música de All of me de John Legend, el baile típico romántico pero nuestra gente no imaginaba la parte sorpendente del mismo. Para esta parte teníamos preparada la iluminación especial con bengalas para dar ese aire romántico al baile. Quedó muy bonito. Fue una sorpresa que preparamos con muchísima ilusión con la bailarina Dafne de Dafne Academy. Cuando nuestra gente pensaba que ya no había nada más, de repente se ralló la música y comenzó a sonar Vivir mi Vida de Marc Anthony y fue una locura literalmente verlos haciendo palmas y gritando nuestros nombres. Pero lo mejor aún estaba por venir con la canción Sax y entrando nuestros amigos/as a bailar con nosotros el estribillo a full de energía y movimientos. Fue un espectáculo de luces y pasos. ¡No paraban de aplaudir y chillar!
 
Después del baile, la fiesta quedaba inagurada y con ello la barra libre. En ese momento cogí el micrófono y dije: chicas solteras, prepararos que voy a lanzar el ramo, ¿quién será la siguiente? entonces todas con una ilusión y emoción enormes, se colocaron esperando el momento. Lo lancé sin mirar y fue realmente divertido porque saltaron todas a por él. A partir de ahí todo fue diversión y locura a ritmo de canciones del verano, perritos calientes, carrito de helados con distintos sabores y granizados de limón y café, chucherías… ¡Fue la bomba! El día dío mucho de sí y acabamos a las 6.30 de la madrugada llenos de felicidad con los amigos y familia más cercanos y felicísimos.
 
“Existe en el mundo una persona que espera a otra y cuando esas personas se encuentran, todo el pasado y todo el futuro pierden importancia y sólo existe ese instante”. Ésta frase de Paulo Coelho, representa lo que encontramos el uno en el otro y lo que significó ese día. Puede que la magia no exista pero cuando algo hace reír a quien quieres, sí que existe. Gracias por cada instante, cada detalle, cada sonrisa, cada lágrima, cada llamada, cada mensaje, porque pensar en todo es sentir la felicidad y sentir lo dichosa que eres en esta vida. Gracias por querernos tanto y por habernos acompañado en nuestro infinito “para siempre”. Os queremos hoy y siempre.”
Poco mas puedo decir de esta maravillosa boda. Solo FELICIDADES y que sigáis ganando apuestas a la vida!
Un besazo.

Laura


Vestido de novia: Cayetana Ferrer

Tocado: Tocados le Touquet

Traje de novio: Protocolo

Floristería: Santa Cruz y Alipaflor

Catering: Gourmet Catering and espacios Valencia

Lugar: Parque de la Manresa

Fotógrafo: Imágenes de mi Boda

Maquillador: Cristina del Toro

Peluquero: Isabel Hernandez peluqueros

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: