Lifestyle | Out

El Perro y la Galleta, comer bonito en Madrid

3 Marzo, 2017

En diciembre tuvimos unos días soleados en Madrid que ya quisieran muchas otras ciudades europeas y uno de esos días, de los que apetece mucho salir a la calle, fuimos a comer a El Perro y la Galleta, en Claudio Coello 1.El restaurante, proyecto de Carlos Moreno Fontaneda, es un cóctel de buen gusto y originalidad a partes iguales. El Perro y la Galleta es un local precioso, con un ventanal enorme que llena de luz el comedor exterior desde el que puedes ver el Parque de el Retiro. La decoración, con muchísima personalidad, es un guiño al mejor amigo del hombre, el perro. Y la carta, con la misma o mas personalidad, un guiño a la galleta Fontaneda.

Reservar no fue fácil, pero conseguimos una mesa de último minuto gracias a Raquel, así que no dudes en reservar con tiempo. Nos sentaron en la sala exterior, bañada en la luz del sol del mediodía, la de las mesas bonitas, el suelo de hace 100 años y las flores frescas. La mesa estaba vestida con una vajilla de esas como de antaño, de platito pequeño pintado. Solo la decoración de la sala, con sus perros de peluche, su barra del bar, sus retratos de canes y sus radios antigüas son para no parar de mirar a tu alrededor.

También cuentan con una sala interior igualmente bien decorada.

Fuimos 4 y quisimos probar algunos de los platos que nos gustaron y además nos recomendaron. La carta es bastante extensa y sinceramente tiene platos para todos los gustos. ¡No fue fácil la elección!

Este fue nuestro menú en El Perro y la Galleta:

De entrantes escogimos: Croquetas de rabo de toro, chipirón y gambas con espinaca y berenjenas rebozadas en galleta con parmesano y pomodoro. ¡Ganaron las berenjenas!

Para los primeros, mis padres que son muy de arroces escogieron: Arroz de ibérico con trompetas de la muerte y Mar y montaña: rabo de toro glaseado con risotto marinero. ¡Ganó el rabo de toro!

Mi hermana y yo, que somos muy de pescados nos pedimos: Taquitos de merluza con crumble negro, puré de calabaza y verduritas y Chipirones encebollados con falso risotto con bisqué de gambón. ¡Ganaron los chipis!

De postre, la tarta de mamá y la tarta 3 chocolates con helado de galleta que no llegó a la foto porque nos la habíamos comido!

Total, que entre la comida riquísima y el sitio tan bonito e instagramable, casi casi me como todo frío. Mea culpa.

restaurante el perro y la galleta

Y para bajar toda esta ingesta de buen vivir, paseito por el Retiro y el Palacio de Cristal.

Ya sabéis, uno de los restaurantes de Madrid al que podéis llevar a alguien, ¡pero no se os olvide reservar!

El Perro y la Galleta +34 606 82 24 21

Laura

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: