Bodas | Bodas Reales

La alegre boda de Mari Ángeles y David en Finca La Marina

10 Junio, 2016

Las bodas son para disfrutarlas y la boda que os traigo hoy se disfrutó mucho. Se ve en la carita de Mari Ángeles, sonriendo constantemente, se ve en su vestido, diseñado y confeccionado por su madre, se percibe, sobre todo, en su relato. Pero se demuestra en cada foto de Ernesto Naranjo.

No te la pierdas!

“David y yo nos conocemos de toda la vida. Los dos somos de Montiel, Ciudad Real, de apenas 1.500 habitantes. Y, para más datos, nuestras casas están en la misma calle, una enfrente de la otra.

Pero eso no quiere decir que seamos una de esas parejas que llevan juntos desde el colegio…no, no… – se ríe-. Cada uno hizo su vida hasta que en 2006, después de volver yo de mi año de Erasmus en Italia, comenzamos a estrechar lazos y retomamos una amistad que teníamos casi olvidada, y que se convirtió en nuestra historia de amor, que dura ya más de 9 años.

Y, después de 8 años juntos, 5 de convivencia, sinceramente, yo ya pensaba que esto de la boda no era para nosotros, que a David no le apetecía nada casarse… Pero no podía estar más equivocada. En febrero me pidió que nos casáramos. La verdad, es que me lo pidió a su manera… él no me dijo el típico: “¿Quieres casarte conmigo?”, no… Me regaló un anillo y me lo dio diciéndome que “era el anillo para dar el siguiente paso en nuestra vida”…- Mari Angeles se ríe -… es más salao!!

Pasado ya el subidón de la “no pedida”, David quería casarse enseguida; si hubiese sido por él nos hubiésemos casado en Mayo, pero lo pensamos mejor y decidimos que nuestro gran día iba a ser el 11 de Octubre de 2015.

Los preparativos de nuestro enlace no empezaron de la mejor manera… cuando sólo teníamos decidida la fecha, perdimos a mi abuela del alma de forma inesperada. Los ánimos decayeron un poco, la verdad. Pero yo se que ella nos dio su fuerza para seguir adelante, y que hizo lo posible para que todo saliese perfecto.

Pues bien, ya pasados unos meses, empezamos con el resto de cosas pendientes.

Teníamos claro que queríamos una ceremonia civil, y celebrar el banquete en el mismo lugar. Con lo cual nos pusimos manos a la obra y encontramos una finca maravillosa, cerquita de nuestro pueblo, de donde vendrían la mayoría de los invitados. Sin duda una de las grandes decisiones que tomamos fue elegir la Finca La Marina, en La Solana, Ciudad Real. Un lugar con un aire familiar y un encanto especial. Y que se redondeó con la elección del Catering Benidorm, de Jaén.

Después elegimos a nuestros maravillosos fotógrafos, Ernesto Naranjo, otra decisión de la que nos sentimos súper orgullosos, porque hacen un trabajo maravilloso.

Lo siguiente fue elegir mi vestido, lo único que tenía claro era el nombre de la modista. Mi vestido la confeccionaría mi madre, mi modista de cabecera. Sólo nos quedaba encontrar el modelo y los tejidos, casi nada… Nos fuimos a Madrid en busca de la tela, la encontramos en una tienda de la Plaza de Pontejos, Tejidos de la Maja, donde, además, nos ayudaron con el modelo y patrón del vestido. Compramos un maravilloso crochet, que no necesitaba nada más que un patrón recto, sencillo. Sabía que lo quería de manga larga y sin cola, lo que lo hacía más fácil aún.

Otra de las cosas que tuve claro desde el inicio fueron los complementos.

Mis pendientes fueron regalo de mis tíos, mis padrinos de bautismo; una joya que pasarán a mis hijas, nietas…

En cuanto a los zapatos, los quería cómodos, que los aguantase todo el día. Y encontré a mis aliados perfectos en unos Hispanitas en rosa palo con puntera de charol.

Mi ramo y mi tocado fueron de flores preservadas, secas y artificiales. Quería poder conservarlos por mucho tiempo. Y encontré a María, de Flores en el Columpio, que me hizo unas verdaderas obras de arte.

David compró su traje en una tienda de Ciudad Real, un traje de ceremonia negro con un chaleco de cuadros escoceses, con el que estaba más guapo aún, si cabe.

Después siguieron meses de ajetreo. Eligiendo los detalles para los invitados, la decoración de la Finca. Las celebraciones de varias despedidas de solteros… Así hasta que llegó nuestro gran día. La verdad es que no empezó de la mejor manera… amaneció lloviendo y con pinta de no dejar de hacerlo en todo el día.

Nosotros desde las 7 de la mañana ya estábamos en la finca preparándonos. Las peluqueras hicieron de todo para que la lluvia desapareciera, al menos, de la cabeza. Llegaron los fotógrafos y seguía lloviendo y teníamos un maravilloso cielo gris…

El maître me llamó para comunicarme que empezaban a preparar la ceremonia en el pabellón interior, en fin…se habían cumplido los malos presagios y parecía que, definitivamente, nos íbamos a mojar…

La ceremonia estaba prevista para la 1 del mediodía. Y, sobre las 12:15, dejó de llover y salió un sol radiante, que nos acompañó durante todo el día. Así que se volvió a cambiar la ceremonia al patio central, y tras darnos el SI, QUIERO, sólo nos quedaba disfrutar de un gran día con nuestros seres queridos y que ellos disfrutaran con nosotros. Y, sinceramente,  creo que todos lo conseguimos!

Tras comer de maravilla, dimos comienzo al baile y una larga barra libre.

Nuestro primer baile como marido y mujer no fue el típico vals o canción lenta….se ríe…. nosotros somos muy teatreros y, como no podía ser de otra forma, hicimos una canción teatralizada. Una mezcla que ví una vez hacer a una pareja de novios y que me encantó y que obligué (siendo honesta) a David a hacerla. La gente lo disfrutó mucho, nadie lo esperaba, ni siquiera nadie de nuestra familia, con lo cual sorprendimos a todos y lo pasamos en grande.

La verdad es que te terminamos cansadísimos…pero lo repetiríamos una y mil veces!!


boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-002 boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-003 boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-004 boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-006 boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-008 boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-009 boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-010 boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-012 (1) boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-015 boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-017 boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-019 boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-020 boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-021 (1) boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-023 boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-025 boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-026 boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-027 boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-029 boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-030 boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-031 boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-032 (1) boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-034 boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-035boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-111 boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-037 boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-038 boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-039 boda-en-finca-la-marina-ernesto-naranjo-wedding-photographer-040

Gracias por traer alegría y amor a mi blog! Felicidades pareja! <3

/Laura


Fotografía: Ernesto Naranjo

Lugar de la boda: Finca La Marina

Catering: Benidorm, Jaén

Vestido: Confección por la madre de la novia y telas La Maja, Madrid

Flores: Flores en el Columpio

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: