Bodas | Bodas Reales

Naarah y Miguel. Boda heartmade en Tarragona.

15 Enero, 2016

La boda que os traigo hoy, estrenando año, es una boda heartmade. Es una boda hecha desde el corazón en un rinconcito de Tarragona. Me encanta ver cómo los novios se implican en los preparativos, sin importar cuál sea su presupuesto, para hacer de su boda un día muy especial para ellos y para sus amigos y familiares. En esta boda, todo, literalmente, está hecho por los novios o amigos y familiares de los novios.

Porque no hace falta tener un gran presupuesto para disfrutar de una boda, pero si se necesita mucha ilusión, muchas ganas de hacer cosas, rodearse de la gente que te quiere y disfrutar.

Naarah y Miguel nos cuentan cómo vivieron los preparativos y el día de su boda:

“Miguel es fotógrafo y después de ver tantísimas bodas, siempre ha tenido muy claro qué tipo de boda quería que fuera la suya… Estilo vintage. Y a mi me enamoró ese estilo… Poco a poco fue mostrandome ideas -somos mega fans de Pinterest- y eso sumado a lo ajustado de nuestro presupuesto, me convirtió en una adicta del “handmade” y “DIY”, pasé horas viendo tutoriales del youtube!

En cuanto al lugar, Miguel pasó horas y horas buscando una masía que se adaptara a lo que queríamos, no nos valía cualquier restaurante-masía, necesitábamos encontrar nuestro espacio, para poder impregnarlo de todas esas ideas que queríamos realizar. Después de mucho buscar, y una vez que las vimos “in situ”, supimos que Mas Fullat era el lugar perfecto. Esa masía la alquilan como casa rural, no se hacen eventos, y dependería de los dueños que nos pudiéramos casar allí. Ibamos super nerviosos, pero para nuestra sorpresa estuvieron muy abiertos a nuestra propuesta, nos pusieron muchas facilidades. Nos comentaron incluso que si la nuestra salía bien, se lo plantearían en serio para dedicarse a ofrecer bodas.

Teníamos claro que, aunque teníamos un presupuesto muy ajustadito, Flags in the sky iba a ser nuestro fotógrafo. Es un colega de profesión de Miguel y no podemos estar mas felices con el resultado. Invertir en las fotos de tu boda es el mejor regalo que te puedes hacer.

El resto de la boda, con mucha imaginación, muchos amigos, y mucho amor, lo montamos nosotros:

Catering: un amigo de mis padres de toda la vida es cocinero profesional, y aceptó de buena gana el reto: cocinar paellas y fideuà para 80 personas, incluido aperitivo y cóctel… Lo montamos en plan self service. Mejor imposible, ni pagando una fortuna hubiéramos conseguido que los invitados comieran tan bien, quedaron impresionados con la calidad, el cocinero le puso tantas ganas y cariño que todo el mundo le felicitó, le hicieron varias “olas” – nos cuenta riendo -.

Las mesas y sillas las tuvimos que alquilar a una empresa familiar y luego las montamos con todos los detallitos, flores, lazos y menaje de usar y tirar que compramos en diferentes páginas de internet, y quisimos que tuvieran un toque vintage haciendo bolsitas de tela de saco con los cubiertos de madera, ese rato con las damas de honor fue divertidísimo y lo recuerdo con mucho cariño. Dos de nuestros caballeros de honor se encargaron de servir las bebidas y de que todo el mundo tuviera algo en el vaso, su ayuda se la agradeceremos siempre.

En cuanto a la música, otros dos de nuestros caballeros de honor se ocuparon de todo, el equipo era de uno de ellos.

Recibimos mas regalos todavía, la tarta nos la hizo la hermana de Miguel, con unas varillas que hizo mi hermana con dos corazones de crochet y una guirnaldita preciosa con nuestras iniciales. El resto de la tarta eran unos deliciosos cupcakes hechos por Susan´s sweets. No quedó ni uno. El candy bar nos lo regalaros unas amigas, fue mucho mas bonito de lo que nos podíamos imaginar e integrado perfectamente en la temática de la boda.

A última hora recibimos un gran regalo de parte de otros amigos queridos: íbamos a ir en un Lincon Continental! Que emocionante es ver como la gente te quiere tanto que te hace regalazos así!

Todas las flores fueron hechas a mano, puro DIY entre mi madre y yo. Las flores fueron de tela y papel. Toda la ceremonia y el banquete estaba decorado con flores 100% DIY. Lo fuimos haciendo todo con mucho cariño, poco a poco, pero con mucha ilusión. Confeccioné hasta mi propio ramo, de lo que me siento muy orgullosa, con tela de encaje, tul, organza, broches y perlas… Todavía estoy enamorada, aunque se lo regalé a mi hermana.

El traje de Miguel es de Zara, H&M y algunos complementos comprados en otras tiendas y mi vestido de novia es de China, no me importó arriesgarme porque perdía poco dinero si resultaba horrible cuando lo viera, pero me sorprendió muchísimo la calidad del vestido, y además estaba hecho a medida.

Hubo mucho mas 100% DIY, la guirnalda de luces la hizo Miguel con cable, casquillos, bombillas… las guirnaldas de triángulos, el arco para la ceremonia se hizo con ramas de pino que el dueño de la masía cortó de sus árboles, los bolsitos de la damas de honor, las solapas de los caballeros… Tantas cosas hechas con el corazón y con la ayuda de tantos buenos amigos!

Mi madre fue alguien muy importante, no solo se encargó de las flores, sino que estuvo al tanto de todo, calcular y comprar la comida los días previos, y el mismo día de la boda estuvo al tanto del cocinero, del camarero, de la decoración, de la ceremonia… Podríamos decir que fue quien hizo de “wedding planner”, aunque la pobre acabó agotada!

Como la masía la alquilamos de jueves a domingo, nos llevamos a las damas y caballeros el viernes para que nos ayudaran y ya dormimos allí todos. Así que el “día B” nos levantamos juntos a desayunar, acabamos de preparar cosas, nos vestimos, arreglamos y todo juntos. Además tanto los fotógrafos como el cocinero estuvieron allí tempranito, y todo eso creó un ambiente “pre-boda” único.

Lo que también hizo todo más especial fue que preparamos una coreografía para el baile nupcial junto a nuestras damas y caballeros de honor y lo pasamos genial utilizando la App Wedshoot de bodas.net, que semanas previas empezamos a plagar de fotos de los preparativos, ensayos, etc, y que todos los invitados podían descargar, subir fotos, comentarlas; generó un estado de expectación y de ilusión en los invitados, que resultó en un día lleno de emociones, risas, lágrimas, sentimientos que hicieron de este día no solo un día único y especial para nosotros como pareja, sino también para gran parte de los invitados.”

flags-in-the-sky-naarah-miguel (3) flags-in-the-sky-naarah-miguel (4) flags-in-the-sky-naarah-miguel (5) flags-in-the-sky-naarah-miguel (6) flags-in-the-sky-naarah-miguel (7) flags-in-the-sky-naarah-miguel (8) flags-in-the-sky-naarah-miguel (9) flags-in-the-sky-naarah-miguel (10) flags-in-the-sky-naarah-miguel(65) flags-in-the-sky-naarah-miguel(66) flags-in-the-sky-naarah-miguel(67) flags-in-the-sky-naarah-miguel(68) flags-in-the-sky-naarah-miguel(69) flags-in-the-sky-naarah-miguel(70)flags-in-the-sky-naarah-miguel (12)flags-in-the-sky-naarah-miguel (13)flags-in-the-sky-naarah-miguel (14)flags-in-the-sky-naarah-miguel (15)flags-in-the-sky-naarah-miguel (16)flags-in-the-sky-naarah-miguel (17)flags-in-the-sky-naarah-miguel (18)flags-in-the-sky-naarah-miguel (49)flags-in-the-sky-naarah-miguel(71)flags-in-the-sky-naarah-miguel(72)flags-in-the-sky-naarah-miguel(73)flags-in-the-sky-naarah-miguel(74)flags-in-the-sky-naarah-miguel(75)flags-in-the-sky-naarah-miguel(76)flags-in-the-sky-naarah-miguel(77)flags-in-the-sky-naarah-miguel (19)flags-in-the-sky-naarah-miguel(78)flags-in-the-sky-naarah-miguel(79)flags-in-the-sky-naarah-miguel(80)flags-in-the-sky-naarah-miguel(81)flags-in-the-sky-naarah-miguel (20)flags-in-the-sky-naarah-miguel (21)flags-in-the-sky-naarah-miguel (22)flags-in-the-sky-naarah-miguel (23)flags-in-the-sky-naarah-miguel (24)flags-in-the-sky-naarah-miguel (26)flags-in-the-sky-naarah-miguel (27)flags-in-the-sky-naarah-miguel (28)flags-in-the-sky-naarah-miguel (29)flags-in-the-sky-naarah-miguel (30)flags-in-the-sky-naarah-miguel (38)flags-in-the-sky-naarah-miguel(82)flags-in-the-sky-naarah-miguel (32)flags-in-the-sky-naarah-miguel(83)flags-in-the-sky-naarah-miguel (34)flags-in-the-sky-naarah-miguel (35)flags-in-the-sky-naarah-miguel (36)flags-in-the-sky-naarah-miguel(84)flags-in-the-sky-naarah-miguel(85)flags-in-the-sky-naarah-miguel(86)flags-in-the-sky-naarah-miguel (2)flags-in-the-sky-naarah-miguel (37)flags-in-the-sky-naarah-miguel (41)flags-in-the-sky-naarah-miguel(88)flags-in-the-sky-naarah-miguel(89)flags-in-the-sky-naarah-miguel(90)flags-in-the-sky-naarah-miguel (42)flags-in-the-sky-naarah-miguel (45)flags-in-the-sky-naarah-miguel (46)flags-in-the-sky-naarah-miguel (47)flags-in-the-sky-naarah-miguel (52)flags-in-the-sky-naarah-miguel (53)flags-in-the-sky-naarah-miguel (56)flags-in-the-sky-naarah-miguel (58)flags-in-the-sky-naarah-miguel (59)flags-in-the-sky-naarah-miguel (60)flags-in-the-sky-naarah-miguel (62)flags-in-the-sky-naarah-miguel (55)flags-in-the-sky-naarah-miguel(92)flags-in-the-sky-naarah-miguel(93)flags-in-the-sky-naarah-miguel(94)flags-in-the-sky-naarah-miguel(91)

Muchas gracias Naarah y Miguel por querer compartir vuestra boda, me ha encantado todo el corazón que pusisteis!

Laura


Lugar de Celebración: Mas Fullat

Fotógrafo de boda: Flags in the Sky

Todo lo demás: novios, familia y amigos de los novios.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: