Bodas | Bodas Reales

Ainhoa y Sergio: “a smooth sea never made a skillfull sailor”

13 Julio, 2015

La boda de Ainhoa y Sergio en el Balneario Mondariz os va a encantar. Esta llena, llenita de detalles. Además, Ainhoa nos ha descrito con mucho cariño los preparativos de la boda! Espero que os gusten todos los detalles que ella ha diseñado para su boda!

Ainhoa nos cuenta: “Esta es una historia que comienza en diciembre de 2004 cuando, después de varios casi – casuales- encuentros, Sergio y yo por fin nos conocemos. Fue en el momento justo y fruto de un viaje que mi loco actual marido decidió hacer desde Cádiz a Salamanca, donde yo estudiaba. Comenzaba entonces nuestro “Spain Express” para estar juntos: viajes, viajes y más viajes… y de eso va esta boda.

Diez años después, después de miles y miles de kilómetros recorridos y tras otros tantos años esperando que llegara el momento adecuado, pensamos hacer algo especial para celebrar el décimo aniversario de nuestra historia, que ha sido y es una historia de viajes. De idas y venidas, de coches, trenes, autobuses, barcos, metros, aviones, una historia de muchos años en que las ganas y grandes dosis de paciencia nos han llevado a ser felices con una maleta siempre a cuestas.

Este es el viaje de nuestra vida y así queríamos reflejarlo en nuestra boda: una gran fiesta original pero clásica a la vez, llena de sorpresas. ¿El resto? Pues fue saliendo poco a poco, en seis meses de dedicación buscando y puliendo cada detalle, para que fuera un momento repleto de símbolos y significados, aunque solo nosotros los supiéramos interpretar. Una boda pequeña y viajera, Gallega, otoñal, vintage, musical y SORPRENDENTE.

El sitio lo tuvimos claro desde el principio -siendo una boda de invierno- el Hotel Balneario de Mondariz, un lugar con un encanto único en una provincia en que todavía se respiran otros tiempos. Muchos de nuestros invitados venían de fuera de Galicia y también era importante un buen hotel y una boda cómoda para todos, así que organizamos todo allí mismo: ceremonia civil, cocktail, banquete y baile. Todo genial: Santi, el maitre, estupendo; el menú delicioso y la organización muy bien; la suite nupcial impresionante y el detalle de que te regalen un fin de semana para celebrar el primer aniversario está pendiente y nos encanta. No nos cansaremos de recomendarlo.

Hacemos una media de entre 400 y 500 fotos cada día que estoy de viaje con una réflex, una compacta y una mini así que en el viaje más importante de nuestras vidas el recuerdo audiovisual era imprescindible. Tras varios intentos, unas fotos de preboda de una compañera de colegio que vi por casualidad fueron más que suficientes para saber que eso era lo que estaba buscando y a por ello fui: By an Arrow Photography literalmente me alucinó por su cercanía, por lo no- posado, un manejo de la luz impresionante, encuadres perfectos y una frescura y naturalidad increíbles. Vicky, María, Jacobo y Yolanda son todo un equipazo y las imágenes de nuestra sesión preboda, de mi prueba de vestido y de la propia boda son increíbles. Un mes antes de la boda nos decidimos por incluir vídeo. Jacobo no anda, se desliza! Muchos de los invitados aún se están enterando a día de hoy de que la boda fue grabada de principio a fin. ¡Ahí lo dejo! 

Tener amigos que te echan una mano para conseguir lo que quieres fue una de las mejores cosas de una boda en que quieres hacer todo muy personalizado. Mi compañero de trabajo Fernando (FBlanco) nos hizo una gran regalo de boda: se sentó literalmente conmigo y su ordenador para crear de la nada mi idea de la invitación y la imagen general de la boda: invitaciones, logos, fuentes, etiquetas, tarjetas y sobres. También nos echó una mano para dar forma a nuestra web que hicimos desde Zankyou. Gracias Fer, te auguro y deseo un gran futuro profesional independiente.

El vestido lo tuve claro desde el principio, que ninguno de ninguna web o catálogo o tienda me encandilaba. Tuve que hacerlo a medida porque nada encajaba en mi idea de novia romántica, muy sencilla, nada de velo ni volumen y dos vestidos en uno. Al final mi madre y yo tiramos por la terriña, por la gallega Patricia Avendaño con un diseño desde cero, detalle a detalle: plumeti, guipur y chantilly formaban un “camisón” de manga larga que cubría el vestido-base en crepe al que añadí cinturón y manguitas de guipur cuando retiré ese camisón para bailar. Tanto las dependientas como Feli, mi modista, pillaron al vuelo el estilo e iban añadiendo cada cosita que pedía. En resumen, una atención estupenda, tantas pruebas como quise y un coste muy razonable para un diseño y costura a medida.

Los zapatos no podían ser los típicos blancos de boda y tras mucho buscar aparecieron en un escaparate, estando de vacaciones por total casualidad. Desde Murcia me vine con ellos: Unos peep toe de Frau en color champán- dorado, de piel y comodísimos hasta aguantar 17 horas de boda.

Sergio encargó a medida el uniforme de Sargento Primero de la Armada Española y se puso esmoquin para bailar. Ambos nos cambiamos porque queríamos estar muy cómodos y pasarlo genial, que para eso se hace una fiesta, no?

Mi madre, con dos modelos, una para ceremonia y banquete de Alba Conde y otro para el baile de M de Miguel estaba preciosa. Nuestros testigos y varias de las invitadas escogieron sus modelos entre las diferentes opciones que ofrecía Límite, una boutique que basa su larga trayectoria de más de 25 años en Vigo.

También encargamos en The Craftcake Mama un montón de detalles y material para complementar muchas cosas de la boda: papel kraft, sobres air mail, pegatinas, cordeles tricolores, pomperos de jabón, packaging y ese tipo de cosas. On-line, cómodo y sirven rápido.

Elefantes de Cacharrería – nuestras Wedding Planner- llegaron a mí a tres meses de la boda; acababa el verano y tocaba apretar el acelerador. Con las ideas bastante claras en mi cabeza, Sergio a mil kilómetros y un montón de trabajo por delante, Iria y Paula se pusieron manos a la obra para dirigir la orquesta, ir a donde yo no llegaba, buscar todos y cada uno de los proveedores que no encontraba, etc…Planificaron, organizaron, diseñaron, decoraron, restauraron y, en definitiva, hicieron la boda posible. Crearon el photocall para el cocktail, un genial árbol de navidad artesano en que los invitados nos colgaron sus mensajes, cortinas de luces, aviones, nuestras letras gigantes, una mesa dulce muy viajera y las fuentes de fuego frío que activaron al final de nuestro baile… cuando todo estuvo listo, se pusieron guapas para acompañarnos y asistirnos en ese largo día. 

DB Maquillaje Profesional hizo una maravilla con mi cara y con mis ojos. El color me lo dieron los genes de mi abuelo materno pero menudo partido le sacó Débora que comenzó el cuidado de la piel y la selección de ideas y pruebas para llegar perfecta a la boda.

Decidimos poner música en directo, era un gasto más, pero hacen la boda muy especial. Elegí piano, violín y viola para la ceremonia. Cada uno de los temas fueron seleccionados por nosotros con mucho cariño. El piano estaba desde el principio y los instrumentos de cuerda entraron justo por delante de mí a la ceremonia. Sergio ni sabía de su existencia, así que comenzaban las sorpresas y un día a tope de emociones desde el principio.

Juanjo Figueroa, compañero de toda la vida del cole e integrante del grupo Bafana Bafana, nos regaló una estupenda interpretación de varios temazos de la época de la Movida con su guitarra y organizó a todos los invitados para que nos recibieran a coro cantando el famoso “No puedo vivir sin ti” de Coque Malla en el salón del cóctel. Fue un momentazo que le agradeceremos siempre, por la sorpresa que supuso para nuestros amigos y mi madre, que lo conocen de toda la vida y no sabían nada y por meternos de lleno en la magia de ese día, en cuanto volvimos de hacer las fotos.

No queríamos el eterno aburrido banquete así que tomamos dos decisiones: Por un lado, nos sentamos solos (era nuestra celebración de aniversario) lo que nos permitió movernos con total libertad y que los invitados pudieran“visitarnos” para que todo fuera más dinámico; por otro, un grupo Os Catro Quintos, un grupo de música tradicional gallega irrumpió en mitad del banquete al más puro estilo “furanchada”. Todo el mundo de pie, bailando, cantando y a lo loco entre las mesas…festa rachada!

Picmatón fue el servicio de fotomatón que contratamos durante tres horas para que los invitados se llevaran un recuerdo fotográfico y divertido. Con ellos pudimos personalizar la plantilla en que se imprimían las fotos con motivos de viajes muy similares a la invitación y acorde con el resto de la boda. Los invitados también pudieron dejar su recuerdo en nuestro árbol de huellas, pintado por Laura de Espacio Ur y se pudieron llevar unas chapas geniales como recuerdo de nuestra boda encargados en soytuchapa.com y Mr. Wonderful.

Mónica Pintos, a cuatro semanas de la boda me presentó una idea genial, una Beauty Corner para las chicas que no dudé en aceptar. Después de muchas horas, cuando empieza el baile, todas vamos a retocarnos y me pareció original que una maquilladora profesional como Mónica se encargara de nuestra puesta a punto y de paso nos presentara sus productos. Fue muy divertido el momento cotilleo todas juntas, como la típica escena de baño de cine, pero en lugar de ser dos éramos un ciento.

En el ramo tampoco hubo duda, Galo Floristas como primera y única opción, porque conocía otros trabajos suyos y me encantaba. Sencillo y silvestre y taaaaaaaaan bonito con rosa pitiminí, flor de cera y sobre todo el cardo azul, rematado con un lazo verde oscuro terciopelo para que fuera mas coqueto. Quería que Sergio recordara una peli y un viaje que era un sueño: Braveheart (ese inovidable cardo azul de William Wallace envuelto en un pañuelo para siempre) y los 1900km a la aventura durante ocho días recorriendo Escocia juntos en coche. 

Las alianzas fueron diseñadas y elaboradas por la Joyería Suiza de Vigo. Quisimos añadir al simbolismo de la eternidad y perfección de la alianza, el hacerlas fundiendo oro de ambas familias y que representaba también a esos abuelos que ya no estaban. Por consejo de Manolo, nos decantamos por un diseño biselado en oro rosa y quedamos encantados. Como detalle, pedimos la inscripción “Wherever you are”, en referencia a la conocida frase “Wherever you are you will always be in my heart” de Gandhi, muy apropiada para nuestra relación a distancia.

El anillo de compromiso que uso habitualmente tiene un estilo moderno, tipo alianza con brillantes porque quería algo muy sencillo para todos los días… La boda y el estilo del vestido pedían unos pendientes y anillo mucho más clásicos y fueron un regalo de Sergio para ese día. Eran de oro blanco, brillantes y cuarzo rosa que, dicen, representa el amor y la paz infinita y es la piedra más importante para el cuarto chakra (el del corazón), así que no podían ser más adecuados.

El tocado lo escogí cuando ya estaba el resto listo; era de porcelana fría en color blanco, diseñado y modelado a mano por La Prié, una tienda de un gusto exquisito y diseños únicos a medida de Pontevedra. Enmarcaba perfectamente el peinado y complementaba a la perfección el estilo del vestido.

La última semana fue de recogida, ultimar detalles y terminar una misión que empecé en agosto estando de vacaciones en la playa; el día anterior a la hora de la comida conseguí acabar la más ardua pero genial de las ideas de esta boda: escribir una carta manuscrita para cada una de las personas que nos acompañaron ese día. Queríamos que supieran la razón de estar en Mondariz ese día, todos era especiales y teníamos que decírselo, aunque nos costara escribir hasta horas antes de que empezara la boda.

El día de la boda… Qué podemos decir. El día de la boda fue genial, al día siguiente estuvimos con nuestros amigos de comida y spa en el hotel y unas horas después pusimos rumbo a 26 días de recorrido por una atípica y aventurera luna de miel por Vietnam, Camboya, Kuala Lumpur y Bali que no pudo ser más diferente y especial.

Hoy a seis meses después de la boda. Tengo un recuerdo precioso. Esos meses de preparativos fueron inolvidables. Disfrutamos muchísimo! Nunca podremos olvidar a todas las personas que lo hicieron posible ya fueran profesionales, familia, amigos o compañeros de trabajo, especialmente los y las que tanto ayudaron. Algunos nos decían que se pasaba volando y hoy, escribiendo esto, podemos decir que vivimos a tope todo, que fue imposible disfrutar más y ser más felices, que nos dijeron y que aún nos recuerdan que estábamos radiantes y que “daba gusto vernos”. También lo creemos, no fue fácil llegar a ese día y sí fue mucho el tiempo de espera pero, como el lema de boda que nos propusieron nuestras queridas By An Arrow Photography “A smooth sea never made a skillfull sailor”.

b2-2

b23

b201

b121

b13-2

b211

b231

b241


b291

b161

b321

b281

b381

b49-2

b401

b421

b431

b461

b50

_DSC0034djhfgd
b59

_DSC0218

_DSC0031djhfgd

b62

b70

b75

b85

b89

b93

b97

b100

_DSC0100

_DSC0104

_DSC0105

b79

_DSC0166

_DSC0238

_DSC0260

b1011

 

Gracias por abrirnos las puertas a vuestra boda con un relato tan detallado y sentido! Felicidades porque estabais espectaculares!

Gracias!

Laura


Lugar de Celebración: Hotel Balneario Mondariz

Fotografía: By an Arrow Photography

Vestido de novia: Patricia Avendaño

Tocado: La Prié

Flores: Galo Floristas

Vestidos Madrina: Alba Conde y M de Miguel

Wedding Planner: Elefantes de Cacharrería

Detalles boda: The Craftcake Mama

Maquillaje: DB Maquillaje Profesional

Fotomatón: Picmatón

Anillos: Joyería Suiza Vigo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: