Bodas | Bodas Reales

Vero y Víctor, su boda en febrero con toque vintage.

23 Junio, 2015

Febrero. El mes mas caprichoso del año. Cada cuatro, quiere un día más, y le conceden su petición. Vero y Victor eligieron el mes de febrero para su boda. Y les salió una boda de capricho. Preciosa. Inspiradora y muy invernal! Espero que os guste esta boda tanto como a mí! Vero nos cuenta: “Víctor y yo nos conocemos de casi toda la vida, estudiamos en el mismo colegio pero eramos sólo conocidos. Empezamos a salir tras una convivencia juvenil siendo unos chavales, nos pasamos el fin de semana charlando y tonteando, y ya no nos separamos más. ¡¡16 años desde entonces!!

En tanto tiempo que llevamos, hemos pasado temporadas juntos y separados, bien por motivos de estudios o laborales, pero viéndonos siempre que podíamos, los fines de semana, vacaciones, festivos… si no hay que trabajar, tenemos que estar juntos 🙂 Y así seguimos. Nos pensamos mucho la fecha de la boda. No nos importó salirnos de lo habitual y casarnos un 28 de febrero. Lo primero que hicimos fue pensar dónde nos gustaría ir de luna de miel, y cual era la mejor época del año para ir. Fue divertido ver como se alteraban los invitados al conocer la fecha de la boda, no dejaban de pensar en el frío, y qué se iban a poner ese día. Es más “difícil” vestirse para una boda de invierno, es menos habitual, y esto también influye a la hora de escoger un vestido de novia 😉

Como novia quería un aire romántico, y que se viera claramente que era una novia invernal. Me costó mucho encontrar un vestido con mangas y a la vez vaporoso. Hasta que lo vi en Manu García, es un equipo estupendo donde te dejan hacer cuantas modificaciones quieras. Yo así lo hice y lo adapté. Para darle un toque diferente escogí el cinturón con color y dorado, lo que también condicionó el tocado y los pendientes. La mayoría de los pendientes de novia que se comercializan son plateados, así que no fue fácil encontrar unos dorados que cumplieran mis requisitos. Con cinturón en mano, me acerqué a Zapatería José Illana en Madrid donde te hacen zapatos personalizados de manera artesanal, comodísimos.

Aproveché la visita a la capital para ir al taller de Rita Von, son dos chicas muy talentosas que crearon un tocado perfecto para mi. Tenía muy claro que quería un velo francés y algo que destacara sobre mi pelo rizado. Los guantes fue casi una obligación porque sino estaba claro que no sería una novia invernal.

El ramo fue el toque final, quería algo diferente, así que busqué mucho hasta que encontré a “Flores Frescas” que me hizo un ramo con flores de algodón sencillo. He recibido muchas felicitaciones por él, por la originalidad, pero lo mejor es que ahora esta igual que ese día. Lo guardo en una caja con los recuerdos de la boda. Hemos querido que algunos detalles fueran personales.

El mejor ejemplo es el bastidor donde llevamos los anillos, lo hice sin conocimientos de bordado, con unos buenos consejos de mi tía. También creamos un sello y precisamente era el bordado del bastidor. Hicimos vídeos divertidos y creamos un photocall en el que figuraban las poblaciones en las que habían nacido y vivido nuestros invitados. Fue algo que hizo mucha ilusión a nuestra gente, que buscaba en él su lugar y se sacaba las fotos. Otro guiño a los invitados fue tener un caricaturista, Alejandro de Caricaturas Leafar para que se pudieran guardar un recuerdo personalizado. Muchos se pasaron gran parte del tiempo viendo a este artista trabajar.

Algo muy raro para mi, fue que ese día estaba bastante tranquila. Estaba en María Carrasco Peluquería y me veía como nunca, gracias a las chicas que son estupendas. Llegué un “poquito” tarde de la peluquería y estaba todo el mundo revolucionado en casa. Así que fue divertido vestirme mientras todos ayudaban, incluido mi padre.

Mi sobrino jugaba en casa, y los fotógrafos lo retrataban todo, gracias a Tecueme tenemos infinidad de fotos bonitas y divertidas del ajetreo que llevábamos en casa. El whatsapp también dio mucho juego en este aspecto, el problema del retraso no sólo estaba en mi casa, estábamos en contacto todos los amigos a través de whatsapp, y fue muy divertido ver como todo el mundo iba retrasado y acelerado, haciendo recados de última hora que encargué para decorar el comedor y cosas así… Tengo varias fotos vestida de novia dándole al whatsss ja ja ja Llegué muy tarde al castillo, no pregunté pero yo creó que batí el récord de tardanza en llegar al Castillo de San Cucao.

Es una sensación extraña saber que todo el mundo esta esperando por ti y muy emocionante el paseo hasta encontrarme con Víctor. Lástima que con la emoción no escuché el dueto de las flores de Delibes mientras entraba, con las vueltas que di hasta escogerlo… De la ceremonia, sin duda me quedo con las bonitas y divertidas palabras que nos dedicó nuestro buen amigo Héctor Colunga.

El tiempo nos acompañó y no llovió prácticamente hasta la noche. El entorno era perfecto, lo celebramos en el Restaurante Castillo de San Cucao, en Llanera, Asturias. Un lugar con mucho encanto y un banquete estupendo, todo perfectamente preparado y en su punto a pesar del retraso en los horarios que yo provoqué. Son grandes profesionales de la hostelería y nos dieron un trato estupendo.

Y finalmente por supuesto ¡¡fiesta y baile!! Es increíble reunirte con la gente que quieres y celebrar juntos tu boda. Mires donde mires siempre tienes alguien con quien hablar. Así es que cuando me quise dar cuenta ya casi se había acabado el día.

Lo mejor de todo sin duda fue estar con toda la familia y amigos, lo peor, que nos faltó mucho tiempo para estar con toda esta gente que nos acompañó. Dicen que ese día estás tan nervioso que no te enteras de nada… ¡Mentira! Lo disfrutas al máximo, pero se te queda muy corto…”

VictorVeroTecueme (26)VictorVeroTecueme (23)VictorVeroTecueme (25)VictorVeroTecueme (24)VictorVeroTecueme (2) VictorVeroTecueme (1)VictorVeroTecueme (4)VictorVeroTecueme (3) VictorVeroTecueme (5)VictorVeroTecueme (1)VictorVeroTecueme (5) VictorVeroTecueme (6)VictorVeroTecueme (27)VictorVeroTecueme (29)VictorVeroTecueme (2)VictorVeroTecueme (7)VictorVeroTecueme (19)VictorVeroTecueme (6)VictorVeroTecueme (4) VictorVeroTecueme (8)VictorVeroTecueme (20) VictorVeroTecueme (9) VictorVeroTecueme (10) VictorVeroTecueme (11) VictorVeroTecueme (12)VictorVeroTecueme (28) VictorVeroTecueme (13) VictorVeroTecueme (14) VictorVeroTecueme (15)VictorVeroTecueme (22)VictorVeroTecueme (21) VictorVeroTecueme (17)VictorVeroTecueme (16) VictorVeroTecueme (18) Que seáis muy muy felices cada 28 de febrero y siempre! Gracias Vero por compartir vuestra boda con nosotras!

//Laura


Peluquería y Maquillaje: Maria Carrasco Peluquería, María Carrrasco en peluquería y Nuria Blazquez en maquillaje

Restaurante : Castillo de San Cucao 

Tocado: Rita Von 

Ramo: Flores Frescas

Vestido novia: Manu García

Zapatos novia: Jose Illana

Traje novio: Ermenegildo Zegna

Fotográfos : Tecueme Studio Photography 

Caricaturista: Caricaturas Leafar 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: