Bodas | Bodas Reales

El viaje de Nuria y Álvaro: “stopover” en su boda!

16 Enero, 2015

Dicen que la vida es un viaje. Y yo estoy muy de acuerdo con esa afirmación!

De hecho, la celebración del amor comienza con dos personas que viajan juntas. Un viaje que, cada pareja, sin importar de qué parte del mundo sean, va diseñando juntos, llenando sus maletas de recuerdos, amor y experiencias, cambiando el itinerario según las necesidades de su vida en común…

Y es que un viaje a dos es mejor que un viaje solo!

Álvaro y Nuria, que tiene una preciosa web (www.elmundodecucun.com) donde puedes encontrar grandes proveedores y detallitos para tu boda, nos cuentan parte de su viaje con imágenes de Alberto Ballbé:

“Álvaro era piloto y le destinaron a Barcelona. En 2009 nos presentó un amigo en común y ahí ya empezó todo. Siempre había sido mi sueño viajar Nueva York y allí me llevó en Navidad de 2013 a 2014. El día 3 de Enero, estábamos contemplando las vistas de un Manhattan nevado que parecía de cuento, abrazados en la última planta (la 70) del Rockefeller Center y entonces… me pidió que me casara con él. Fue un momento mágico y mi cabeza sólo podía pensar ¡¡SI SI SI!! Esa misma noche para celebrarlo fuimos a cenar al mejor Japonés de Manhattan.

La boda fue el 13 de septiembre a las 12.30h de la mañana. Siempre había querido una boda de día ya que creo que se aprovecha más el tiempo y las fotos salen más bonitas. Me acuerdo que me desperté a las 8 de la mañana súper tranquila, descansada y feliz. Como todas las novias en su día B, tenía la mejor cara de mi vida.

Me puse un camisón que se había puesto mi madre y todas sus hermanas en el día de sus bodas. Me hacía mucha ilusión llevarlo a mi también en el día más importante de mi vida.

Cristina me empezó a peinar. Es una peluquera y maquilladora encantadora de Backstage con la que tuve mucha relación, además hizo un trabajo magnífico. En ese momento seguía tranquila, hasta que el timbre de la puerta sonó y sabía que la hora se acercaba. Era el fotógrafo y el videografo. Recuerdo que me vestí con muchos nervios con la ayuda de Cristina y de mi madre. El hermano de Álvaro, el padrino, ya había llegado. En Cataluña hay una preciosa tradición en la que el hermano del novio o una de las personas más allegadas del novio se encarga de traerle el ramo a casa a la novia y leerle un poema que ha escrito él. Fue un momento precioso, muy emocionante, la felicidad que me inundaba no me dejaba ni derramar una sola lágrima.

Llegó el momento. Teníamos que ir hacía la iglesia. Mi padre y yo nos subimos en un precioso Rolls Royce del año 57 y ahí ya el corazón me iba a mil por hora.

El momento de entrar en la iglesia fue un cóctel de sentimientos. Ahí estaban mis damitas, la prima pequeña de Álvaro y mi primita, iban con sus vestidos rosa pastel y blanco y una corona de mis flores favoritas, hortensias. De fondo, sonaba mi canción favorita, no podía parar de sonreír. Estaba tan emocionada al ver a tanta gente junta que nos quería tanto, que sólo podía sonreír de oreja a oreja. Al ver a Álvaro esperándome me lancé corriendo a sus brazos. Me salté todos los protocolos pero es que no me salía otra cosa. ¡Estaba tan guapo! Al estar con él a su lado se me fueron pasando los nervios. Fue una ceremonia preciosa, estábamos como nunca de felices.

Una vez terminada la ceremonia fuimos a la finca que habíamos contratado. Es un precioso palacete catalán situado en Argentona. Se llama Bell Recó y es de los sitios más bonitos que he visto en mi vida. Nos recordaba mucho a la Toscana y eso nos encantaba. El catering, de la mano del restaurante Les Magnolies (que tiene una estrella Michelin en su restaurante de Arbucies) fue un éxito. La comida es exquisita y lo recomendaría 1000 veces.

En el aperitivo pusimos un piano bar. Era algo muy especial y diferente que nos encantaba, también les gustó mucho a nuestros invitados. Tocaban canciones italianas, inglesas, francesas de los años 20 hasta los 80.

El baile lo abrimos con la canción de L.O.V.E de Nat King Cole. Queríamos una canción alegre y desenfadada que no fuera el típico Vals. Queríamos pasarlo genial y sobre todo ser siempre nosotros mismos.

En la “hora loca” pusimos diferentes máscaras, gafas, pelucas, abanicos y demás attrezo para que la gente se transformara y sacara toda la alegría que llevaban dentro. También dio mucho juego un Fotomatón de la empresa Fotomatón Barcelona. El trato fue impecable y la gente lo pasó de miedo haciéndose fotos para llevárselas de recuerdo. Luego nos ponían la misma foto en un álbum con una dedicatoria.

Pero sin ninguna duda, lo más especial de la boda y con lo que más me he involucrado ha sido con los detallitos que me hizo Carolina Rodríguez totalmente Handmade. Buscamos una temática para la boda que fueron viajes porque yo estudié Turismo y aviones porque mi marido era piloto e hicimos cosas preciosas. Creamos un seatting en el que cada mesa tenía el nombre de una ciudad en la que Álvaro y yo habíamos estado juntos. Los invitados en vez de estar en una lista tenían un avión con su nombre y una tarjetita que colgaba de él donde ponía un mensaje escrito por mí para cada persona individual. También pusimos un bufet de los deseos donde la gente podía escribirnos un mensaje en maletitas y aviones de cartón para luego lanzarlas por los aires atadas en un globo blanco de helio. Los soltamos todos juntos mientras sonaba la clásica canción tocada por el piano bar de “Love is in the air”. Fue un momento precioso e indescriptible.

Recuerdo nuestra boda con mucha alegría, estábamos todos emocionados.”

imageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimage

Gracias por compartir parte de vuestro viaje con nosotros!

Felicidades a los dos, irradiáis amor y complicidad!

Un abrazo fuerte,

//Laura


Vestido: Isabel Núñez

Zapatos: Serena Whitehaven

Anillos: Perodri

Maquillaje y Peluquería: Backstage

Decoración floral: Távola

Fotógrafo: Alberto Ballbé

Lugar del banquete: Bell Recó

Catering: Les Magnolies

Decoración y detalles: Por la novia y Carolina Rodriguez

Alquiler de coche: Gevicar

Tocado: Cucullia

Fotomatón: Fotomatón Barcelona

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: