Bodas | Bodas Reales

Myriam y Toño: su boda en Madrid con toque andaluz.

5 Enero, 2015

La primera boda real del año, viene directa desde Madrid pero con muchos detalles andaluces.

La Novia nos cuenta: “Toño y yo nos conocimos hace unos 10 años.. el tiempo pasaba y nos veíamos cuando coincidíamos, pero nuestra historia de amor no empezaría hasta 2009 y varios años de relación nos llevaron a nuestra boda. 

Recuerdo que el día de la boda, amaneció soleado, con el cielo completamente despejado. Se avecinaba un día de finales del verano de mucho calor, y así fue. Me levanté sobre las 9 de la mañana, tras un sueño reparador. Me vestí de calle y sobre las 10h había quedado con Toño para desayunar e ir a la floristería después. Ahora me parece gracioso que el día de nuestra boda estuviéramos tan tranquilos, desayunando como un día cualquiera en el bar de siempre. Como si la cosa no fuera con nosotros!!

Fuimos a la floristería donde había encargado mi ramo, los prendidos del novio y el padrino. Además de esto, también encargué tres ramos de flores. Dos serian para nuestras respectivas madres y uno para mi abuela paterna. Un año antes mi abuelo había fallecido, y era la primera boda en la familia sin él. La ilusión de mi abuela era que una flor de mi ramo acabara en la tumba de mi abuelo, pero eso no iba a ser posible ya que mi ramo era una rosmelia. Por esa razón decidí que si no podía llevarse una flor a la tumba, se llevaría un ramo entero. Subí a su casa con el ramo en brazos, y junto con un abrazo se lo entregué. Fue muy emotivo escucharla mientras lloraba que ella lo llevaría a la tumba de mi abuelo.

 El día fue pasando sin excesivos nervios yo estaba bastante tranquila. Fui a la peluquería con mi madre y después la maquilladora, una muy buena amiga a quien quiero y adoro, vino a mi casa y con muchas risas me maquilló a mi y a mi madre.

Los fotógrafos estaban a punto de llegar y mi madre empezó a vestirme, mi vestido era de Pronovias, con corte sirena y bella falda con ondas, abotonado a la espalda. Mi madre estaba muy nerviosa y no atinaba la pobre, la temblaban las manos de la emoción. Tuvo que venir mi cuñada a ayudarme, abriéndose el cielo para mi!

Nos casamos en Alcalá de Henares, en la finca el Olivar. Era un viernes y hora punta. La carretera, como era de esperar de un viernes tarde, iba cargada de tráfico, pero no pasaba nada.. al fin y al cabo la novia siempre llega tarde! 

Una vez en la finca llegó la calesa de caballos que me llevaría hasta la ceremonia, conducido por un señor vestido de andaluz. El caballo percherón, precioso, y con todos los detalles cuidados. .

Llegamos al portón donde se abría paso a izquierda y a derecha un pasillo de invitados, en medio una alfombra roja y al fondo mi “marido” esperándome. Mi padre bajó de la calesa primero y me ayudó a bajar. Me agarré fuerte a él, miré al frente y sonreí. Era mi entrada. La entrada de la novia. Jamás olvidaré ese momento, ese momento en el que te falta el aire, ese momento que no quieres que acabe nunca, en el que por unos segundos eres el centro de todas las miradas y sientes el calor de todos los que te quieren, cerca, muy cerca. Comenzamos a atravesar el pasillo mientras de fondo cantaba un coro rociero… Mi padre me dejó junto a mi amor y tomarlo de la mano me devolvió a la realidad del porqué estábamos ahí. Nos estamos uniendo en matrimonio.

Después de la ceremonia y unos consejos matrimoniales bíblicos por parte del tío de Toño, nos fuimos a tomar las fotos mientras los invitados tomaban el cóctel en el jardín. Cuando volvimos, entramos al banquete con la música de “Allegria”, del Circo del Sol, la favorita de mi marido.

Preparamos los regalos y los repartimos, los ramos de flores a nuestras dos madres junto con un cuadro que era un retrato de mis padres y de mis suegros a carboncillo. Fue un regalo que cada pareja tendrá como recuerdo siempre. Las invitadas recibieron brillos de labios y los invitados una botellita de buen vino. 

También nosotros recibimos regalos, manteo incluido! Uno muy emotivo fue un vídeo de mi cuñado con fotos desde pequeñitos hasta antes de nuestra boda. También nuestros amigos hicieron una coreografía con caretas, los chicos con una careta de Toño y las chicas con caretas con mi foto… Recibimos muchísimo por parte de todos los que estuvieron allí y fue divertidísimo poder disfrutar un día tan especial con todos los amigos y familiares!

Todavía me late el corazón cuando, durante el baile, Toño me tomó de la mano para subir en el globo… recuerdo las vistas, las luces a lo lejos, el frío de las alturas, el calor del abrazo de Toño, esos minutos de intimidad juntos, su beso en mi frente… Era como un sueño. Fue como un sueño y seguirá así en mi memoria para siempre. Fue uno de los días mas felices de mi vida y fue un perfecto comienzo para una vida feliz junto a Toño.

_MOP1633 (Large)_MOP1677 (Large)_MOP1667 (Large)_MOP1777 (Large)_MOP1823 (Large)_MOP1836 (Large)_MOP1855 (Large)_MOP1892 (Large)_MOP2515 (Large)_MOP2569 (Large)_MOP1901 (Large)_MOP1940 (Large)_MOP1943 (Large)_MOP1945 (Large)_MOP1970 2 (Large)_MOP1974 (Large)_MOP1977 (Large)_MOP2679 (Large)_MOP2781 (Large)_MOP2776 (Large)_MOP2797 (Large)_MOP2802 (Large)_MOP2909 (Large)_MOP2913 (Large)

El consejo de la novia:

Que disfrutes ese día al máximo, porque pasa muy rápido, y disfruta mucho también con los preparativos anteriores a la boda, ya que vives la boda durante más tiempo.

//


Vestido: Pronovias

Zapatos: Menbur

Anillos: Lk Navarro

Joyas: Aida Joyeros

Maquillaje: Olga Rodriguez

Peluquería: Estilistas Jose Mª Cañón

Banquete: Finca el Olivar 

Ramo de novia: Azahara Floristería 

Fotógrafo: Imagen Portada 

Candy bar: Receta Manía

Regalitos para los invitados: Perfumerías Douglas / Bodegas García Carrión

A %d blogueros les gusta esto: